Encabezado  
 

 

  ¿QUÉ ES LA HOMEOPATÍA?. Parte 7

En Français

Vacunación y sus peligros: la solución ELMIGER

 

Gracias  a un método que se prueba desde hace 40 años.
La Terapia Secuencial Homeopática puede limpiar también los daños causados por el choque  de la vacuna para  prevenir aquellos engendrados por una vacuna futura, reforzando su acción a nivel inmunitario.

 

Aunque destinada a todas las edades, este aproximación atrae ventajosamente a una clientela de mamás. Los adultos sin embargo  sacan siempre un mejor  ser durable.


Desde  1989, año en el que comenzaba a usar esta técnica, obtuve tales resultados que mi deseo de sanar se encontraba elevado.  Cuántas otitis con repetición, asmas, alergias, hiperactividad, retraso escolar, y otros problemas cedían para nunca volver. Cuántos autistas habían mejorado de manera espectacular. Resultados duraderos, a tal punto que no es raro que no vuelva a ver a estas personas sino hasta  10 o 15 años más tarde, cuando una mala higiene o un estrés violento han de nuevo  perjudicado el precario equilibrio de la máquina humana, o cuando se convierten en padres, ellos se acuerdan del inmenso bienestar que estos cuidados les habían propiciado.

La mayor idea que sostiene la Terapia Secuencial, es la constatación que a menudo, y cada vez más seguido, los tratamientos homeopáticos mejor escogidos, fracasan.  En efecto es un principio conocido pero amplificado por la contaminación que conocemos actualmente,  es el de la barrera, creando un bloqueo energético, que impide circular la energía vital.

 

Lo que explicaría en parte el decline y los fracasos de la homeopatía.


Las barreras pueden venir de causas diversas, de los productos químicos tóxicos, vacunas, anestesias, envenenamientos alimentarios, contaminación industrial, etc.
Así como de los choques psicológicos, tales como los duelos, depresiones, pérdida del empleo,  o de choques físicos, tales como accidentes, conmociones cerebrales, etc.


Cuando la energía vital circula normalmente y que la higiene de vida es sana, si nos afecta de vez en cuando una otitis, una gripe, una bronquitis, podemos tomar un tratamiento homeopático o un antibiótico, y todo vuelve a su orden.  Pero si tenemos una energía vital débil, por temperamento, heredado o a los malos hábitos  de vida (alimentación demasiado industrial, falta de ejercicio, vida afectiva deprimente), los tratamientos, cualquiera que sean, no funcionan, y la persona va de recaída en recaída. Cuando se trata de niños, es entonces cuando los padres se fijan en la homeopatía.
Para refrescar las nociones de homeopatía para aquellos que no están familiarizados con esta terapia, el remedio homeopático es escogido según la regla siguiente:


“Toda sustancia capaz de provocar en el hombre sano un conjunto de síntomas, curará, bajo su forma diluida y dinamizada, y si es sensible, al enfermo afligido por el mismo conjunto de síntomas”.

Para retirar las barreras mencionadas anteriormente, vamos a emplear dos métodos:

 

  1. La isoterapia, es decir, el producto idéntico al que ha causado la barrera, tratado en dilusión/dinamización homeopática. Ejemplo:  si la barrera ha sido causada por una varicela, usaremos el producto idéntico “nosodio” de la varicela, sea el virus herpetiforme de esta enfermedad, como remedio homeopático

 

2.El similimum, o remedio homeopático correspondiente a la definición de arriba.

Para todo choque de orden psicológico o físico al que ningún “nosodio” no puede corresponder. Ejemplo: una depresión seguida de una suspensión injustificada, que ha desatado en el enfermo un grado de frustración insoportable ya que es difícil de expresar., justifica el remedio Staphysagria del cual el estudio  psíquico  corresponde a este sentimiento.

Por supuesto no bombardearemos al enfermo inmediatamente con el levantamiento de o de las barreras.

Toda consulta que visa a una Terapia Secuencial,  comienza con un interrogatorio clásico. Una vez verificada la calidad del sistema de eliminación y de defensa, en general es necesario proceder a un reforzamiento de los órganos de eliminación, y a un soporte del sistema inmunitario, con los remedios llamados de  “drenaje” basados en diluciones homeopáticas.

 

Enseguida debemos buscar a los agentes perturbadores por un interrogatorio muy minucioso de la vida del enfermo. Esta es la parte más importante de una Terapia Secuencial. Es necesario, en efecto una buena costumbre de este trabajo y un buen sentido psicológico para percibir dónde la persona, bloquea, u olvida un evento que ha sido capital, pero que ha ocultado.  Es necesario recurrir a los recuerdos familiares cuando llegamos a la secuencia de la infancia.
Debo hablar aquí de la célebre ley expresada claramente por Constantin Hering: “La enfermedad evoluciona siempre de la periferia hacia el centro, del exterior hacia el interior y la cura procede en sentido inverso evacuando el mal del interior al exterior,  del centro a la periferia. “ Agregamos lo que  deriva lógicamente de esta ley. La Terapia Secuencial obliga. La curación se obtiene reaccionando sobre los choques recibidos, en un orden inversamente cronológico.

 

Nuestros problemas de salud, físicos o psicológicos provienen de diversos eventos acumulados y creando nudos en la cuerda de nuestra energía vital. Debemos deshacer nudo tras nudo sin  torpeza e impaciencia. Por supuesto la tentación es grande en lo que  el traumatismo en juego parece comenzar el tratamiento por este.

 

Desgraciadamente la experiencia nos lo ha probado, reaccionando así, escondemos  un evento posterior, que ha dejado probablemente una marca más sutil en nuestra energía, y que nos tomará muchos años eliminar, lo que no es siempre posible.

 

El arte de curar, para el Doctor Elmiger, creador de esta técnica, reposa en el principio de la energía vital, la enfermedad siendo una ruptura de la harmonía, un desfase, una distorsión que puede  alcanzar al cuerpo físico pero también al cuerpo sutil, “nuestro cuero físico es el más material de los vehículos de nuestra alma”.

Nos oponemos a cada perturbación de la energía vital, un anti-perturbador  de fuerza y calidad iguales a fin de dar a los cuerpos (de lo físico a lo más sutil) el choque necesario para la liberación de la energía vital prisionera de sus viejas cicatrices.


 Las marcas dejadas por los diversos episodios dolorosos de nuestra vida son diferentes de una persona a otra, pero como en la psicoterapia, la experiencia nos ha demostrado que no es recomendable querer curar primero un evento antiguo dejando de lado los más recientes. La curación puede venir, pero no durará o corre el riesgo de desatar nuevos problemas.

 

El Doctor Jean Elmiger ha escrito un libro sobre el tema “La medicina  rencontrada”,  ver su sitio: www.jelmiger.com si usted desea contactarme para hablar de la terapia secuencial, contácteme en las direcciones siguientes:

www.homeo-ludivine.com
Para cursos y consultas vea las fechas en mi sitio en la sección “Thérapie Séquentielle”

 

Con mis años de práctica en consulta, desarrollé mi propio método, aliando el estudio y la comprensión de los traumatismos físicos y psíquicos sufridos en el transcurso de una vida, y su desenlace por la utilización de remedios homeopáticos apropiados para cada conflicto vivido. Los resultados que obtengo me prueban regularmente la profunda acción de la homeopatía en  la curación de nuestros comportamientos destructores inconscientes.

 

Arriba

©2013 homeo-ludivine.com. Todos los derechos reservados.
El material y la información contenidos en homeo-ludivine.com son presentados con un objetivo educativo solamente.

Las indicaciones de los tratamientos no han sido evaluados por Drug Administration US, Santé Canada ou Secretaría de Salud de Mexico. homeo-ludivine.com no tiene la intención de diagnosticar males.
Por favor consulte a su médico de cabecera o terapeuta para discutir sugerencias y/o recomendaciones apropiadas a su caso.

Les Séminaires de Ludivine Enr.
NEQ. 2265336430

 

ree website templates.